Coordinadora de Entidades Argentinas del Estado Español

Caracter
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Error
  • Error cargando datos de una subscripción
Home Provincia 25 Exterior Artículos DISTRITO EXTERIOR ó PROVINCIA 25

DISTRITO EXTERIOR ó PROVINCIA 25

Correo electrónico Imprimir PDF

Podría decirse, a la ligera, que los dos nombres son intercambiables. Pero no. Encierran enfoques diferentes y requieren diferentes metodologías para llegar a buen fin.

En la casi  eterna puja entre los que detentan el poder y los (a veces) pacientes gobernados que luchan por determinar de modo cada vez más riguroso por acrecentar  su espacio de participación democrática, podemos decir que los argentinos del exterior estamos avanzando. Es cierto que en estos tiempos de vida vertiginosa el avance sobre estos ‘espacios’ es a nuestro entender excesivamente lento. El proyecto de ley del Distrito Exterior presentado al parlamento argentino por el grupo oficialista es sin duda un avance. Nosotros, la CEAEE y las asociaciones de argentinos que desde 2004 reclamamos in voce a Néstor Kirchner, en Madrid, la creación de la Provincia 25, hemos estado insistiendo en la cuestión  en varios escritos presentados la Presidenta y a los ministros  de Exteriores e Interior. También desde nuestra web www.ceaee.com,  en varias publicaciones españolas y por contacto directo epistolar con parlamentarios argentinos o con figuras relevantes del mundo del derecho. La cuestión es que desde la CEAEE desarrollamos  un proyecto propio de Provincia 25. Resume nuestras aspiraciones para el  funcionamiento de un sistema de democracia de proximidad que afecta al más del millón de argentinos que, concentrados en comunidades más o menos numerosas, vivimos de forma permanente en el exterior.

 

El año próximo se cumple el bicentenario de la Revolución de Mayo. Con graves acontecimientos de por medio, durante estos 200 años, el país, sus instituciones y nosotros mismos,  hemos avanzado dolorosamente hasta la democracia de hoy. Es un sistema imperfecto en permanente renovación y actualización. Esta realidad de hoy aún no incluye a los argentinos, también globalizados, que vivimos en el exterior. Es el fenómeno de la emigración, el de siempre, mundial, que a la Argentina -como país joven- aún hasta los ’70 le era ajeno y que hoy es una realidad dinámica, estabilizada y   cuantitativamente importante.

 

Ignoramos cuál es la intención del legislador del proyecto de  Distrito Exterior. Deseamos creer que en el horizonte se buscan y comparten los objetivos de ‘nuestra’ Provincia 25. Es muy probable y políticamente lícito que, paralelamente, exista un razonable cálculo político o electoral en cada uno de los posicionamientos que los grupos políticos adopten en el estudio, debate y aprobación del proyecto. Esto nos parece substancial, necesario y compatible con el funcionamiento político de la democracia.

 

Pero, como supuestos beneficiarios y afectados por la norma legislativa, decimos que nuestro proyecto de Provincia 25 es expresión imperfecta de ambiciosos e innovadores objetivos que se traducen en la aspiración de modestas y próximas instituciones de funcionamiento democrático, que deberían operar en las grandes concentraciones de argentinos del exterior, en España, Estados Unidos y varios países americanos limítrofes. Nos preguntamos acerca de la razón de que existan mínimas instituciones municipales en remotos lugares de Chubut, San Luís, Santa Fe o Buenos Aires y que,  sin embargo, similares estructuras democráticas de proximidad, no puedan existir asentadas en Barcelona,  Nueva York , Asunción o Santiago de Chile, determinando zonas de influencia en los respectivos países.

 

Es verdad que somos muy ambiciosos con nuestro proyecto de Provincia 25.  También es verdad que es más simple hacer la modificación de algún artículo de la Ley Electoral y pasar de largo.  Pero nosotros, que hemos propuesto en varias oportunidades crear una Comisión Mixta ad hoc, ‘de verdad’,  y colaborar desde la CEAEE y desde otras asociaciones de argentinos repartidas por el mundo en la redacción y materialización de un proyecto innovador, modelo para otros países generadores de emigrantes,  no estamos satisfechos. Por esto,  confiamos en que el coraje democrático, la creatividad, la transparencia en el procedimiento y la sabiduría  política y jurídica de los legisladores y  el Gobierno, produzca el audaz milagro de la innovación y la participación.

 

Queremos ser co-artífices directos y activos de la regeneración democrática de nuestro país y de la recuperación de la confianza de los argentinos en ellos mismos y en sus instituciones. Esta es una gran oportunidad que los argentinos, sus legisladores y su Gobierno no debemos dejar pasar.

 

 

JPJG

De la redacción de la www.ceaee.com